La Komida de mi Gato

Loading...

lunes, 4 de enero de 2010



Si, es verdad.
tan cierto como irreal, que la ausencia ayudo a aclarar lo que yo no podia ver o quizá no queria aceptar.
Lo hecho, hecho está, por eso sé que lo que siento no cambiara que quizá podria variar pero no eliminar.